Saltar al contenido

Mandalas

¿Qué es una mandala?

Los mandalas son símbolos espirituales con origen hindú, cuyo significado en sanscrito se traduce en “circulo o totalidad”. Son representaciones artísticas que incorporan distintas figuras geométricas alrededor de un mismo centro, para simbolizar el cosmos y la eternidad. Aunque tienen su origen en India, también están presentes de diversas culturas ancestrales como: la azteca, maya, egipcia, tibetana, china e incluso en antiguas catedrales medievales.

Las mandalas le han dado vuelta al mundo, pero son utilizados sobre todo, en el hinduismo y en el budismo, ya que de acuerdo a su punto de vista espiritual, estos evocan las representaciones del macrocosmos (el universo, la naturaleza y el mundo) y microcosmos (la persona, el individuo y el ser) ideales para la meditación y la concentración.

Ver Más

Tipos de mandalas

Los mandalas son símbolos mágicos y objetos milenarios que se extendieron desde la India hasta otras culturas del mundo, para dar origen a los diferentes tipos de mandalas, con otras formas geométricas, como cuadrados, triángulos, creces o líneas características de cada cultura. Veamos los tipos de mandalas más conocidos según su forma y su origen cultural.

Mandalas Budistas

El tipo de mandalas budistas tienen increíbles figuras tridimensionales que suelen utilizar como ofrenda a un maestro espiritual o los palacios mandala al momento de solicitar una enseñanza y sabiduría. Los mandalas de la cultura Tibetana se caracterizan por ser espectaculares creación de figuras con arena de colores, cuyos trazos suelen ser muy minuciosos, delicados, y sobre todo muy simbólicos. Su creación puede tardar incluso semanas enteras de trabajo, pero luego de estudiarlas y contemplarlas, son destruidas pues según ellos, lo importante no es lo que se crea, sino en si el proceso creativo.

Para ellos la destrucción de una mandala tras su contemplación representa el desapego, es decir, lo efímero de la materia frente a la belleza del cambio constante. Una vez terminado el ritual espiritual de la mandala, parte de la mezcla de la arena se vierte a una urna, luego se distribuye entre el público presente para que sus poderes espirituales se propaguen por todo el lugar, y otro poco de este a un rió cercano para compartirlo con el resto del mundo.

Mandala Mudra

Más allá que una representación artística en dibujo, el mandala Mudra es una postura concreta de las manos, que se suele utilizar en el yoga y en la meditación. Los tipos de mandala mudra nos permiten canalizar adecuadamente la energía a través de nuestro cuerpo.

Mandalas Aztecas

La mejor representación del mandala azteca lo encontramos en el conocido Calendario Azteca, pues dada su forma circular, su contenido espiritual y su significado, “Sol en movimiento”, son muchos los maestros espirituales que aseguran su origen mandalico. En el calendario azteca podemos apreciar la representación simbólica y especial del universo y el cosmos, como el reflejo de un estudio sagrado y común para todas las culturas ancestrales.

Mandalas aborígenes

El mandala de origen aborigen, como es el caso de los australianos, suelen revelar tanto en consciente como el inconsciente, es por ello que al pintarlos en el suelo, suelen estudiarlos para comprender o recorar el significado de sus sueños, pero también como una forma creativa para simbolizar las energías de la madre tierra.

Estos tipos de mandalas o ilustraciones en particular, tienen un origen naturalista, en el que plasman paisajes, formas geométricas, rituales o conocimientos ancestrales de origen aborigen.

Mandala celtas

Debido a su cultura llena de mitos y leyendas, rodeadas de espiritualidad y de la magia de la naturaleza, los Celtas solían esconder sus conocimientos y sabidurías en la fuerza de sus dibujos tallados sobre piedras. Al observar sus mandalas, se puede notar la gran importancia que tenía para ellos sus representaciones simbólicas a través del círculo, la serpiente, la cruz celta y sobre todo, la espiral, que revela la conexión del ser humano con el más allá.

Mandalas en danzas

Entre los diferentes tipos de mandalas destacan, las danzas mandalicas, como la ancentral danza de los derviches turcos, un baile ritual que representa la conexión con Dios a través del movimiento giratorio.

Como puedes ver, las mandalas son representaciones artísticas en dibujos, danza y arquitectura que simbolizan distintas culturas de los pueblos y están cargados de un gran significado religioso y espiritual.  Las mandalas las podemos encontrar alrededor del mundo, pues guardan en sí mismo la esencia del ser humano: la relación dinámica que guardamos con todo aquello que nos rodea.

Mandalas laberintos

El origen de los laberintos en un principio eran las mandalas en los cuales se encontraban un camino oculto que atravesaba todo el mandala. Representaban el camino del hombre en la tierra, así como  también la confusión de la mente, y se usaban para la meditación y reflexión. Los mandalas laberintos fueron  predominantes en la cultura griega y cristiana, se utilizaban tanto en los jardines como en las catatumbas.

¿Qué son y para qué sirven las mandalas?

Son ilustraciones de forma circular compuestos por distintas formas y colores que se organizan en torno a un punto central, que se suelen usar como una representación del universo. Pero ¿para que sirven las mandalas?

La utilización principal que tienen las mandalas, es sobre todo para los budistas y los hindúes, es la meditación.

  • Para meditar: Gracias a las múltiples formas y colores llamativos, la contemplación de las mandalas puede provocar un estado pleno de calma y relajación, dejando la mente en blanco, para crear una conexión entre el hombre, la divinidad y la espiritualidad. Desde este punto de vista, las mandalas son puntos llenos de energía que ayudan a los seres humanos a encontrar su equilibrio espiritual. Así mismo las mandalas para pintar es una forma de meditación más.
  • Para representar los chakras: Las mandalas además son usados para representar los 7 chakras.
  • Para fines terapéuticos: Además de los fines religiosos y espirituales que han tenido los mandalas desde su origen, las investigaciones del famoso psicólogo e investigador Carl G. Jung a principios del siglo XX, se descubrió que las mandalas también tienen un especial poder terapéutico. Según Jung, las mandalas tienen un poder extraordinario, ya que por medio de sus figuras podemos obtener la representación de la psique integrada y la interpretación de los sueños. Las mandalas son muy utilizadas en arte terapia.
  • Para relajarse: En la actualidad, las mandalas son utilizadas como una actividad de relajación y terapia. De hecho, cada vez es más común conseguir a la venta libros de mandalas para colorear, en la que tanto los niños como los adultos, pueden colorear a su gusto las figuras y formas de las mandalas. La sencilla actividad de colorear mandalas, puede poner a trabajar varios de los elementos de nuestro cuerpo como la vista, el tacto y los músculos mientras dirigimos los movimientos de cada trazo, pero también elementos mentales, como la creatividad, la dedicación cuando hacemos la elección de colores. Es por ello que son considerados como una gran herramienta para facilitar el equilibrio psicológico, la relajación.
  • Para decorar: Además del uso espiritual, las mandalas son hermosas y es por ello que mucha gente los utiliza para decorar diferentes objetos (como sillas, platos o piedras), así como habitaciones, aprovechando  su energía y no solo su belleza.

Mandalas significado

Son tantas las formas que componen las mandalas, que las interpretaciones en cuanto a su significado pueden ser distintas y variar de acuerdo a la filosofía y la disciplina.

Algunos de los significados que esconden cada una de las formas y figuras que se suelen usar en la creación de las mandalas.

  • Círculos: Seguridad, el verdadero yo, cosmos, movimiento, perfección, lo absoluto.
  • Triangulo: La vitalidad, transformación, plenitud, pasión, el inconsciente.
  • Cuadrado: La estabilidad, inteligencia, vida terrenal, riqueza y sustento.
  • Rectángulo: Estabilidad, inteligencia, vida terrenal, riqueza y sustento.
  • Pentágono: La silueta del cuerpo humano, los cinco elementos (tierra, agua, fuego, metal y madera), inteligencia, poder.
  • Hexágono: Unión de contrarios, impulsividad, agresividad.
  • Cruz: Sobre las decisiones, unión de dos aspectos opuestos (cielo y tierra, vida y muerte, lo que es consiente y lo inconsciente) diferentes direcciones.
  • Espiral: Hace referencia a ciertas energías que son capaces de curar, de vitalidad, curación y flujo energético.
  • Laberinto: Trata sobre la búsqueda interior, necesidad de encontrar el propio centro.
  • Corazón: Es el amor, felicidad, alegría, sentimiento de unión, amistad.
  • Estrella: Espiritualidad, libertad, imaginación y salvación.
  • Mariposa: Símbolo de renovación del alma. La transformación, autorenovacion y la evolución.
  • Pentágono: Mantiene el contacto del cuerpo humano y los elementos de la tierra, el fuego y el agua.

Significado de los colores en las mandalas

Los colores también son considerados como un elemento importante en la creación de las mandalas, de hecho tiene su propia interpretación en el significado de las mandalas. El cromatismo de los colores permiten alcanzar diversas metas concretas a la hora de meditar.

Entonces veamos cual es el significado de los colores en las mandalas:

Es sobre la espiritualidad, la libertad, la salvación y la imaginación.

  • Verde: Esperanza, crecimiento, equilibrio, rejuvenecimiento, naturaleza, estabilidad.
  • Azul: Serenidad, libertad, tranquilidad, verdad, armonía, fidelidad, progreso, introspección, contemplación, soledad, frialdad, seriedad, lealtad.
  • Rojo: Pasión, fuerza amor,, valor, impulsividad, sexualidad, deseo, determinación, sangre, vida, energía, el peligro, lo prohibido, la guerra.
  • Amarillo: Energía, inteligencia, felicidad, diversión, optimismo, innovación, alegría.
  • Naranja: Optimismo,calidez, salud, entusiasmo, creatividad, fraternidad, éxito, vitalidad, movimiento.
  • Púrpura: Espiritualidad, misticismo, poder, romanticismo, majestuosidad, autoridad, manipulación, sensualidad.
  • Rosa: Dulzura, calma, exquisitez, delicadeza, gratitud, amistad, buen humor, sensibilidad.
  • Marrón: Estabilidad, riqueza, firmeza, compasión, ternura.
  • Negro: Silencio, profundidad, sobriedad misterio,, poder, independencia, tristeza, desánimo, receptividad.
  • Blanco: Pureza, simplicidad, frescura, limpieza, optimismo, inocencia, claridad, longevidad.

¿Cómo pintar mandalas?

Colorear mandalas es una de las técnicas de relajación más utilizada en la actualidad, pues por medio de sus figuras y formas, pueden despertar nuestros sentidos y estimular la creatividad,  para armonizar nuestro estado interior con el mundo exterior. Si los pintamos de forma libre, expresamos en las mandalas nuestro estado de ánimo y forma de ser, lo que nos ayuda a relajarnos.

Aunque no existe una técnica en específico o instrucciones para saber cómo pintar mandalas, te recomendamos seguir los pasos para que puedas concentrarte al colorear y lograr la relajación y tranquilidad que estás buscando.

Veamos los pasos recomendados para aprender a colorear las mandalas:

  1. El primer paso para colorear las mandalas de forma relajante, es buscar un lugar tranquilo, donde nada te pueda perturbar. La idea es que sea iluminado y bien airado para que te sientas relajado y sereno.
  2. Paso dos, una vez te encuentres en un ambiente tranquilo, deberás sentarte de forma cómoda, así como tener a tu alcance todo lo que necesitaras: ilustraciones de mandalas sin relleno y cualquier forma de pintura (lápices, fibras, acuarelas, acrílicos, tizas, crayones…)
  3. En el tercer paso deberás de musicalizar tu entorno con la música que prefieras de fondo, lo ideal sería que fuese lenta o instrumental pero también puedes dejar el ambiente en completo silencio (como mejor lo prefieras).
  4. Tambien es recomendable que respires de manera profunda, rítmica y controlada de modo que puedas conseguir relajarte cuando empieces a trabajar.
  5. Una vez que estes comodo y listo para empezar, simplemente, toma el lápiz de color o escoge una pintura con tu pincel y comienza a pintar tu mandala. Para hacerlo puedes escoger entre dos técnicas diferentes:
  • La primera consiste en pintar la mandala desde afuera hacia dentro, esta es la técnica ideal si deseas “buscar tu centro” y contacte con la esencia de tu subconsciente.
  • La segunda consiste en pintar la mandala desde adentro hacia fuera, esta es la manera más recomendada cuando estas en la búsqueda de exteriorizar las emociones, de sacar lo que se lleva dentro.

Mientras estés pintando la mandala, no tienes que ser perfeccionista, lo indispensable es que lo disfrutes mientas lo haces. Libera tu mente e imaginación y concéntrate en cada figura de la mandala. Al hacerlo de esta forma, conseguirás sentirte tranquilo, relajado y en plenitud. El objetivo es dejar fluir tus pensamientos, sin oponerse ni resistirse.

Al terminar, es recomendable dedicarle unos minutos a contemplar el trabajo con la mandala de modo que puedas encontrarte a ti mismo entre los colores y sentirte feliz.

Beneficios de pintar mandalas

A continuación veamos algunos de los beneficios de pintar mandalas, y por los cuales cada vez más personas eligen esta actividad.

  • Las mandalas ayudan a meditar de forma activa. Son perfectas para la gente que se aburre con la meditación tradicional.
  • Es una actividad muy relajante que ayuda a recuperar la calma interna y la tranquilidad.
  • Sirven para desarrollar la paciencia y la atención.
  • Ayudan a despertar los sentidos y la intuición.
  • Contribuyen a la coordinación, la expresión y el desarrollo mental.
  • Aumentan y potencian la concentración y el autocontrol.
  • Es realmente una buena actividad para cualquiera que necesite un poco de calma y bajar el ritmo de vida ajetreado, para quien quiera pasar un buen rato consigo mismo y divertirse creando.
  • Ayudan al mantener la actividad en su mente y su concentración.
  • Pintar las mandalas es una actividad que no requiere mucho esfuerzo ni conocimientos especiales. No tienes que tener conocimientos de arte, solamente tienes que animarte a hacerlo.

¿Cómo hacer mandalas?

Para poder disfrutar toda la magia y encanto que poseen las mandalas, puedes hacer tus propias mandalas, colorear una que ya está diseñada o incluso tejerla en lana o crochet, y es que las posibilidades para aprender cómo hacer mandalas son totalmente infinitas.

Al observar a tú alrededor, seguramente encontraras muchas fuentes de inspiración pues si te fijas bien, las mandalas se pueden encontrar en cualquier lado: la naturaleza, los edificios, los murales, las obras de arte, etc. Pero sin lugar a dudas, la mejor fuente de inspiración es la que hayas en ti mismo y tus gustos.

A continuación te proponemos distintas ideas para que puedas hacer tus propias mandalas:

Dibujar mandalas

Como puedes ya saber, los dibujos de mandalas son circulares y abstractas, y están fuertemente relacionadas con la espiritualidad interior. Su diseño, forma y versatilidad para colorear, la convierten en el elemento ideal para crear preciosas obras de arte. Para dibujar las mandalas debes sentarte de forma cómoda y relajar tu mente, para que puedas sacar toda tu creatividad y hacer los trazos como mejor fluyan.

Veamos como dibujas las mandalas:

  1. El primer paso es marcar el centro del cual giraran el resto de las figuras sobre la superficie de la hoja blanca. Para ello, deberás usar una regla para medir el largo y marcar la mitad de cada uno, para después unir los puntos opuestos y dibujar una cruz. De esta forma habrás encontrado el centro de la mandala.
  2. Una vez que hayas marcado bien el centro, toma un compás y colócalo justo en el punto central, para trazar un círculo que rodee la hoja en su totalidad. Ese será el límite de la mandala. Nuevamente abre el compás unos 3cm, para trazar un círculo más pequeño alrededor del centro de la mandala. Sin mover la aguja del compás del punto central, esta vez ábrelo unos seis o siete centímetros y repite la operación, creando un círculo aún más grande. ¡Ya tienes la estructura básica de la manda!
  3.  ¡Ahora viene la parte de la creatividad! Luego de que hayas estructurado y dividido el mandala en sectores, es momento de hacer el diseño y figuras que más te gusten, la idea es hacer cada trazo y diseño siguiendo cierta simetría y armonía en cada nivel de la mandala. Puedes utilizar algunas cenefas, rayas verticales, cuadrados o líneas curvas…
  4. Cuando el dibujo de la mandala esté terminado, comienza a darle color utilizando lápices de colores o cualquier tipo de pinturas y plasma toda tu creatividad e imaginación. ¡Una vez lleno de color, habrás terminado esta preciosa obra de arte!

Colorear: mandalas para niños

A los pequeños de la casa les encantan todas las actividades en las que pueden poner en marcha su imaginación y creatividad como dibujar, pintar y colorear. Qué mejor que las mandalas para niños, para estimularlos y motivarlos a que expresen sus sentimientos, ideas y pensamientos de una manera muy artística y creativa.

Además de poder pasar un rato divertido, al colorear las mandalas para niños, los pequeños podrán mejorar su concentración,  tener un mejor estado de ánimo y desarrollar el sentido de la paciencia al pintar detenidamente cada figura y diseño. Por otro lado, las mandalas para niños son herramientas que fomentan la producción creativa y el desarrollo de habilidades psicomotrices.

Al pintar las mandalas, está comprobado que los niños estimulan y también desarrollan:

  • La creatividad
  • La reflexión
  • La tranquilidad
  • La atención y concentración
  • Expresan la personalidad
  • Su estado de animo
  • Desarrollan su paciencia
  • Confianza y seguridad
  • Mejoran su autoestima

Además al pintar la mandalas, los pequeños se divierten y entretienen  de una manera muy sana. Veamos algunos diseños de mandalas infantiles  de figuras divertidas y fáciles de colorear.

A los niños les encantan las mandalas que incluyan figuras divertidas como los corazones, las flores y las formas geometricas

Cuando los niños de encuentran en la etapa de la educación primaria, están en plena fase de desarrollo y mejora de las capacidades psicomotrices, las cuales deben ir acompañadas de actividades que desarrollen su creatividad y les resulten divertidas. Colorear mandalas para niños resulta ser una actividad muy beneficiosa, sencilla y entretenida para todos los pequeños de la cada.

Aprovecha el gusto de los niños por los lapices de colores y los dibujos, y ponlo a colorear estas divertidas mandalas.

La actividad de colorear mandalas es un método muy eficaz para despertar los sentidos de los niños, así como estimular su pensamiento creativo y la fluidez de su concentración. Elige diseños que sean muy específicos de mandalas para niños que llamen su atención y que sean sencillas de colorear.

Colorear favorece la creatividad e imaginación de los niños más pequeños

Las mandalas para niños, poseen una estructura de formas y diseños muy especiales, que pueden favorecer entre otras cosas, el desarrollo psicomotriz de los niños y estimulan el aprendizaje de nuevas áreas educativas, como es la cultura y la meditación.

Colorear las mandalas ayuda a mejorar la concentración y capacidad de atención de los niños.

 

Mandalas
5 (100%) 1 vote[s]